fbpx

¿Qué es el seguro de equipos electrónicos?

La evolución tecnológica que vivimos ha dado lugar a la aparición de aparatos, equipos e instalaciones cada vez más complejos y con características especiales, para los que no resulta adecuado el aseguramiento mediante una póliza de averías de maquinaria de cobertura estándar.

El seguro de equipos electrónicos es, por tanto, consecuencia de la adaptación del seguro de averías de maquinaria a determinados bienes, hasta el punto de que se considera ya un ramo distinto dentro de los seguros de ingeniería.

El seguro que vamos a examinar tiene diversas denominaciones en el mercado asegurador, como por ejemplo, seguro de equipos electrónicos, seguro de instalaciones de procesamiento electrónico de datos (IPED), seguro de instalaciones electrónicas de tratamiento de información, seguro de ordenadores y equipos electrónicos, seguro para aparatos de corriente débil, etcétera.

A través de este seguro se cubren los daños que sufran los bienes asegurados por causas accidentales, repentinas e imprevisibles, que hagan necesaria la reparación o reposición. Se cubren los bienes tanto en funcionamiento como en reposo, incluso aunque estén desmontados o reubicados por motivos de reparación, revisión o limpieza, pero siempre que permanezcan en el lugar citado en las condiciones particulares.

No entran en la cobertura los bienes o partes de bienes de vida corta o muy sensibles al desgaste por uso (cables, correas, cintas, válvulas, bandas, fusibles, etcétera).

Las principales causas de daños de equipos electrónicos:

Causas externas

  • Impericia y negligencia
  • Actos malintencionados
  • Incendio
  • Caída de rayo
  • Robo
  • Combustión
  • Granizo y heladas
  • Impacto o colisión de objetos
  • Introducción de líquidos u objetos
  • Fallo en dispositivos de regulación y control
  • Explosión externa

 

Causas internas.

  • Explosión interna
  • Defectos de montaje o fabricación
  • Defectos de diseño y cálculo
  • Sobretensiones
  • Autocombustión
  • Defectos de Materiales
  • Autocalentamiento
  • Fallo en dispositivos de regulación y control propios

La cobertura de este seguro se estructura en una garantía básica (equipos electrónicos) y unas garantías opcionales (soportes de información e incremento de costes operacionales). También puede otorgarse una garantía de mantenimiento. Nosotros nos centraremos en la cobertura de Garantías básicas, y son:

Las que cubren los daños y pérdidas materiales que sufran los bienes asegurados de forma accidental, repentina e imprevisible. En especial, se indemnizarán los debidos a:

  • Impericia, negligencia y actos malintencionados del personal asegurado o de extraños.
  • Incendio, explosión y caída de rayo.
  • Robo y expoliación.
  • Errores de fabricación, cálculo, montaje o diseño y mano de obra, y empleo de materiales defectuosos.
  • Acción directa de la energía eléctrica por cortocircuitos, sobretensiones y efectos similares.
  • Combustión, humo, hollín.
  • Granizo, heladas y tempestades.
  • Caída de aeronaves.
  • Caída, impacto, colisión o introducción de cuerpos extraños (por ejemplo, líquidos u objetos) en los bienes asegurados.
  • Derrames o escapes de agua, rotura de cañerías y depósitos y acción de la humedad que no sea ambiental o debida a la actividad normal de la empresa.
  • Fallo en los dispositivos de regulación, control o seguridad.
  • Otras causas no expresamente excluidas en el contrato. Deberán pactarse expresamente con la aseguradora.

¿Necesitas más asesoramiento para contratar un seguro de equipos electrónicos?

 

 

Leave a Comment

WhatsApp ¿En qué podemos ayudarte?