fbpx

¿Para qué sirve un seguro de Salud?

En nuestro país, los ciudadanos estamos obligados a afiliarnos a la Seguridad Social que, entre otras prestaciones (jubilación y desempleo), nos ofrece los servicios sanitarios que necesitamos. Este sistema no es gratuito, pues para poder disponer de él debemos efectuar las correspondientes cotizaciones que se nos descuentan directamente de cada mensualidad de nuestro salario o por la cuota de autónomo.

El sistema público tiene muchas ventajas, pero también muchos inconvenientes.

Entre las ventajas que se supone que debería ofrecer el sistema público de sanidad, podemos destacar los siguientes puntos:

  • Existencia de muchos recursos, instalaciones, hospitales y personal trabajando en este sistema, para intentar cubrir todas las necesidades.
  • Posesión de los mejores especialistas, puesto que el sistema público proporciona a los facultativos la mejor experiencia por la variedad de casos que tratan y las exigencias de preparación previa que se les requiere, para formar parte del sistema de la Seguridad Social, son elevadas.
  • Disposición de las tecnologías más avanzadas, aunque mayoritariamente estén localizadas en algunos centros muy concretos.
  • La no existencia de periodos de carencia exigibles a los usuarios.
  • La, en principio, no limitación en días de hospitalización.

Sin embargo, las prestaciones de la asistencia sanitaria oficial, en muchas ocasiones no cubren todas las necesidades de los ciudadanos. Por este motivo, en España, el seguro privado de asistencia sanitaria tiene mayor aceptación que en otros países, en los que la seguridad social está más avanzada. Podemos decir que, en nuestro país, cada día hay más personas que buscan un complemento en el sector privado.

Las deficiencias que manifiesta el sistema sanitario público que motiva a la contratación de seguros sanitarios se podrían concretar en qué:

  • En la práctica, dentro del sistema público de sanidad los usuarios se encuentran con largas listas de espera, tanto para visitas periódicas con los especialistas, como para la práctica de pruebas y exploraciones, así como para las intervenciones quirúrgicas.
  • Las habitaciones de los hospitales son compartidas, no hay espacio ni comodidad para el acompañante y los horarios de visita son muy restringidos.
  • No existe posibilidad de elección de médicos.

Entonces…¿Para qué sirve un seguro de salud?

Los seguros de Salud facilitan notablemente la gestión sanitaria de los usuarios. Sus puntos fuertes son:

  • Mayor comodidad en el servicio, en general.
  • Atención más personalizada. (Este es un factor muy relevante a la hora de hacer que las personas se inclinen a favor de la asistencia sanitaria privada).
  • La libre elección de facultativos, que antes comentábamos, así como la libre elección de centros hospitalarios.
  • La calidad y prontitud de las prestaciones y mayor rapidez en la atención médica.
  • La simplificación de la burocracia.
  • La aplicación de la medicina preventiva.
  • La relación razonable coste/servicio.

La asistencia sanitaria pública, como hemos visto, de momento no siempre puede dar respuesta adecuada a todas estas exigencias y a otras parecidas. Es por ello por lo que muchas familias optan por complementar la asistencia sanitaria pública con la privada. El medio más corriente para hacerlo consiste en suscribir una póliza de asistencia sanitaria con una entidad de seguros ya que, no hay que olvidar que el seguro de asistencia sanitaria debe plantearse como un complemento de la sanidad pública, nunca como sustitutivo.

¿Sabes lo que cuesta un seguro de salud?

 

 

Leave a Comment

WhatsApp ¿En qué podemos ayudarte?