Llámanos al 902 908 739 - 967 21 64 94 o ¿Quieres que te llamemos?

¿Tengo que asegurar a mi perro?

Asegurar mi perro

Asegurar a mi perroCualquier persona que tenga, que sea propietario, de un animal domestico, responderá de cualquier reclamación civil por los daños que estos ocasionen a terceros,  bien físicamente o a sus propiedades.

La responsabilidad se atribuye al poseedor cuando el animal cause perjuicios, cualquiera que sea las circunstancias e incluso en supuestos en los que el perro se escape o se extravíe. La única excepción es la culpa exclusiva del perjudicado o la fuerza mayor.

La responsabilidad se extiende a los daños y perjuicios ocasionados, en el caso de lesiones, que en función de su importancia, podrán ser más o menos cuantiosos, generalmente y si no dispone de seguro que cubra esa eventualidad, a través de un juicio de faltas en el juzgado de Instrucción correspondiente.

Para saber si tu perro necesita tener contratado un seguro obligatorio de responsabilidad civil que cubra las posibles indemnizaciones por los posibles daños que pueda ocasionar un perro a las personas o bienes;  dirígete a tu Ayuntamiento, existen normativas municipales muy concretas, además de llevar un censo de perros potencialmente peligrosos.  Ten la precaución de verificar si en tu seguro del hogar está asegurando tu perro, en el apartado de responsabilidad civil, ya que, hay muchas diferencias entre las diferentes compañías.

Es de verdadera importancia la responsabilidad civil en caso de los perro catalogados como “potencialmente peligroso” sobre todo para los perros que sí es obligatorio tener contratado un seguro de responsabilidad civil, tan y como desarrolla la Ley 50/1999, sobre el Régimen jurídico de la tenencia de animales potencialmente peligrosos, debe tener una cobertura de al menos 120.000 €.

Los perros que serán objeto de las medidas especificas, se dividirán en dos categorías:

  • perros de ataque;  y
  • perros de guarda y defensa

También lo son aquellos que perteneciendo a cualquier otra raza que reúna todas o la mayoría de las siguientes características:

  • perros de fuerte musculatura,
  • aspecto poderoso, robusto, agilidad, vigor y resistencia,
  • marcado carácter y gran valor,
  • perímetro torácico comprendido entre 60 y 80 cm, altura a la cruz entre 50 y 70 cm y peso superior a 20 kg.
  • cabeza voluminosa, robusta con cráneo ancho y grande y mejillas musculosas y abombadas,
  • perros con mandíbulas fuertes y grandes, boca robusta ancha y profunda,
  • cuello ancho, musculoso y corto,
  • pelo corto,
  • pecho macizo, ancho, grande, profundo, costillas arqueadas y lomo musculado y corto,
  • extremidades anteriores paralelas, rectas y robusta y extremidades posteriores muy musculosas con patas relativamente largas formando un ángulo moderado.

En todo caso, aunque no se encuentren incluidos en la lista anterior, serán considerados perros potencialmente peligrosos aquellos animales de la especie canina que manifiesten un carácter marcadamente agresivo o que hayan protagonizado agresiones a personas o a otros animales.

Para suscribir un seguro de responsabilidad civil para un perro potencialmente peligroso, debes aportar, la cartilla del perro, con el número de chip o registro y los datos personales del propietario:

¿Quieres saber lo que cuesta este seguro? Contácta con nosotros

¿Tengo que asegurar a mi perro?

Comments (0)

Deja un comentario