Llámanos al 902 908 739 - 967 21 64 94 o ¿Quieres que te llamemos?

Teleasistencia

Teleasistencia

Una buena atención a nuestros mayores constituye una de las principales labores sociales a desarrollar en una sociedad evolucionada. La problemática actual de atenciones a las personas de edad no queda únicamente limitada a la atención médica hospitalaria y ambulatoria, sino que debe ampliar estas actuaciones a los domicilios particulares de los afectados, contemplando no sólo la consulta medico-psicológica y de asistencia social, sino que debe abarcar también la asistencia rápida en casos de emergencia.

La carencia o dificultades de autonomía personal, la falta de relaciones personales y familiares, el aislamiento, la pluripatología médica y frecuencia de enfermedades crónicas, la falta de recursos de todo tipo, son características generalizadas de las personas mayores. Características que se van incrementando a causa del aumento de la esperanza de vida, la despersonalización de la vida en los núcleos urbanos, la emigración de los adultos desde los núcleos rurales hacia la ciudad, etc.

Todo ello hace cada vez más necesario que la sociedad ponga a disposición de las personas mayores una serie de recursos que les permitan una mejor calidad de vida y que les proporcionen un mayor número de atenciones.

Los recursos o servicios más conocidos (residencias, ayuda a domicilio, centros de día, etc.) se van ampliando con otros de acuerdo con la demanda social.

La teleasistencia domiciliaria es un servicio que, a través de la línea telefónica y con un equipamiento de comunicaciones e informático específico, ubicado en un centro de atención y en el domicilio de los usuarios, permite a las personas mayores y/o personas discapacitadas, con sólo accionar el dispositivo que llevan constantemente puesto y sin molestias, entrar en contacto verbal “manos libres”, durante las 24 horas del día y los 365 días del año, con un centro atendido por personal específicamente preparado para dar respuesta adecuada a la necesidad presentada, bien por sí mismo o movilizando otros recursos humanos o materiales,propios del usuario o existentes en la comunidad.