Llámanos al 902 908 739 - 967 21 64 94 o ¿Quieres que te llamemos?

Seguro de transporte

Seguro de Transporte de mercancías

¿Qué es un Seguro de Transporte de mercancías?

Se trata de un seguro que tiene el objetivo de compensar los perjuicios económicos ocasionados por la pérdida o daños (averías, en el argot del seguro de transportes) sufridos por las mercancías durante su trasporte, que puede ser terrestre, marítimo, aéreo o multimodal (combina varios medios). Es un seguro de indemnización, que tiene como objetivo restituir el valor equivalente de lo perdido tras el siniestro, sin generar beneficio adicional.

Existen dos modalidades de cobertura (daños directos a las mercancías y responsabilidad del transportista) y varios formatos de póliza (para un VIAJE, de ABONO, FLOTANTES regularizables por FACTURACIÓN o por APLICACIONES y para OBJETOS).

Descripción de las coberturas Daños

Nuestra actual oferta de seguros de transporte de mercancías es referente en el mercado y la póliza de Abono permite asegurar todo tipo de riesgos gracias a su adaptabilidad y amplia gama de coberturas. De forma enumerativa se pueden establecer tres niveles de cobertura para el seguro de daños a las mercancías transportadas:

Nivel 1- Cobertura Básica, también conocida como cobertura “a condiciones generales” mediante la que se cubren las pérdidas o daños a las mercancías a causa de:

Incendio, explosión y rayo; Accidente del vehículo porteador; Atraco en cuadrilla o a mano armada; Riesgos climatológicos de carácter extraordinario; Gastos de salvamento.

Nivel 2- Coberturas Complementarias. Añade a las coberturas básicas una serie de garantías opcionales que se pueden suscribir aleatoriamente:

Daños durante la carga y descarga; Robo y expoliación; Gastos de remoción de restos; Huelgas; Podredumbre por avería o paralización del aparato de frío; Defensa jurídica; Exoneración del transportista.

Nivel 3- Condiciones Amplias, también conocidas como “todo riesgo técnico”. Incluye todas las garantías básicas, algunas de las complementarias (carga y descarga, robo y expoliación y gastos de remoción, siendo el resto opcionales) e incorpora las siguientes:

Extravío o falta de entrega de bultos; Mojaduras; Manchas, moho y vaho; Golpes o roces de la carga contra árboles y puentes; Mala o inadecuada estiba.

Responsabilidad sobre la mercancia transportada

Aunque los transportistas no tengan un interés económico directo sobre las mercancías (no son de su propiedad), adquieren la responsabilidad sobre su custodia y deben dar cuenta de los daños o pérdidas que las mercancías pudieran sufrir desde que las reciben hasta que las entregan en el destino acordado.

Esa responsabilidad está regulada tanto a nivel nacional (Ley 15/2009 del Contrato de Transporte Terrestre de Mercancías) como internacional (Convenio CMR).

Por ello te interesa suscribir un seguro que cubra tu responsabilidad (limitada a un tanto por kilo de mercancía perdida o dañada y que incluye también el supuesto de retraso), aunque en ocasiones también puedes necesitar suscribir un seguro de daños por exigencia de tus mandantes (los propietarios de las mercancías que encargan su transporte).