Llámanos al 902 908 739 - 967 21 64 94 o ¿Quieres que te llamemos?

El seguro en la empresa

Seguro en la empresa

El Seguro en la empresaEs importante que los empresarios sepan qué riesgos pueden amenazar la estabilidad de la empresa y de los trabajadores. Se trata de dar un tratamiento integral a:

  • La política de seguros de la empresa.
  • Los programas de autoseguro.
  • La seguridad en el trabajo.
  • La prevención de siniestros.
  • El plan de emergencia.
  • Protección del medio ambiente.
  • Los programas de recuperación.

Todo este planteamiento solo se podrá conseguir correctamente manteniendo unas continuas relaciones interdepartamentales, sin olvidarse del apoyo que puede venir del exterior a través de las aseguradoras y, de forma especial, de los corredores de seguros, en materias como:

  • Diseño, colocación y administración de los seguros.
  • Seguimiento y actualización de los contratos de seguros.
  • Identificación y control de los riesgos.
  • Medidas de prevención y protección.
  • Asistencia en la resolución de siniestros.

La labor coordinada tanto del empresario, de su personal, como del corredor de seguros, es la de evaluar correctamente las posibilidades de que ocurra un siniestro y acotar al mínimo las posibilidades de que ocurra. Por supuesto que el corredor debe hacer un programa de seguros adecuado a la envergadura de la empresa y ajustada a realidad económica del momento. Debemos tener identificados los posibles riesgos que se pueden dar como son:

  • Incendio y caída de rayos.
  • Daños por agua, inundaciones, filtraciones, desbordamientos.
  • Terremotos, maremotos.
  • Explosión e implosión.
  • Daños y fenómenos eléctricos.
  • Fenómenos meteorológicos.
  • Rotura de maquinaria.
  • Pérdidas de transportes.
  • Roturas de todo tipo.
  • Lucro cesante, pérdida de beneficios.
  • Huelgas.
  • Robo.
  • Hurto.
  • Fraude.
  • Asalto y actos vandálicos o malintencionados.
  • Sabotaje, infidelidad de empleados.
  • Espionaje industrial.
  • Paro debido a roturas en la producción.
  • Falta de suministro de servicios.
  • Amenazas de ambiente exterior.
  • Impagados.
  • Responsabilidad de datos y LOPD.
  • Responsabilidad de constructor.
  • Responsabilidad de producto.
  • Responsabilidad civil general.
  • Impericias o negligencias.
  • Crédito y caución.
  • Secuestro.
  • Intoxicaciones.
  • Pérdida de empleados clave, por enfermedad, muerte o jubilación.
  • Enfermedad.
  • Accidentes.

¿Crees que lo tienes todo controlado? ¿Hablamos de proteger tu empresa?

El seguro en la empresa

Comments (0)

Deja un comentario